¿Por qué no lo recojo? 19 posibles razones + soluciones

Perdiendo peso por Martin Auerswald, M.Sc.23. Julio 2019 Escrito por Martin Auerswald, M.Sc.23. Julio 2019Los pies de las mujeres en las escalas personales con un poste marcado

Actualizado por última vez el 4 de mayo de 2020 a las 9:46

Quieres perder peso rápida y permanentemente, pero parece que hay un freno incorporado en algún lugar que te inhibe. ¿Por qué no pierdo peso? Descubra aquí las razones más comunes por las que perder peso no funciona y cómo puede combatirlo.

¿Por qué no lo recojo, maldita sea, y lo coso?

Estás a dieta, comes una dieta decente, cuentas calorías o simplemente sigues ciertos planes de pérdida de peso. Tal vez incluso el muy exitoso protocolo de pérdida de peso del artículo “Pérdida rápida de peso” (150.000 lectores hasta ahora).

Pero de alguna manera no está pasando nada en la escala. En teoría, la pérdida de peso es un asunto sencillo:

  • Come menos de lo que consumes.
  • Añade menos carbono del que se exhala (CO2).

Pero no es tan simple, porque tu cuerpo es complejo: la grasa se almacena en las células de grasa. La grasa es un factor de supervivencia para tu cuerpo. Las células grasas sólo producen grasa cuando las condiciones son las adecuadas y tu cuerpo piensa que esto ayudará.

A tu cuerpo no le importa si pesas 60 o 70 kg. Lo principal es que tienes reservas para los malos momentos. Esto puede hacer que la pérdida de peso sea más difícil, pero con el conocimiento adecuado todavía podemos hacerlo. Porque sabemos qué es lo que impide que tu cuerpo queme grasa a pesar del ejercicio o el déficit de calorías.

Esto es lo que queremos: Pierde grasa, no músculo u otro tejido. Gordo.

Así que empecemos directamente:

¿Por qué no lo recojo? 19 razones por las que no funciona (todavía)

#1 El cortisol y el estrés

El cortisol es la hormona del estrés crónico. El estrés siempre es proporcionado por la naturaleza sólo de manera breve y crujiente: Tu cuerpo ve un peligro, moviliza las reservas de energía, aumenta el flujo sanguíneo y elimina el peligro.

Si el peligro es tu jefe y no hay ejercicio físico, tu sangre sigue enriquecida con grasa y carbohidratos (entre otras cosas). Además, el tejido muscular está descompuesto, no es bueno.

Esto reduce la masa muscular y la sensibilidad a la insulina [5]. Tienes un apetito voraz, y cuando comes algo, se utiliza menos en el cuerpo (resistencia temporal a la insulina).

Por eso el estrés puede ser un gran freno.

Es importante reducir el estrés: Dormir bien, hacer ejercicio moderado, comer alimentos saludables, reducir el estrés en el trabajo, la meditación, la música, el tiempo con los seres queridos.

Para más información sobre la reducción del estrés: Síntomas del estrés.

#2 Falta de desintoxicación

Algunas toxinas que tu cuerpo no puede eliminar tan fácilmente. Especialmente las toxinas modernas que tu cuerpo no conoce por naturaleza, como los suavizantes, los xenoestrógenos, los microplásticos, los metales pesados. A tu cuerpo le gusta almacenarlos en el tejido graso [2].

No quiere descomponer la grasa porque no puede o no quiere desintoxicar las toxinas. Normalmente se puede ver esto en la piel impura, una tendencia a las alergias y a las enfermedades intestinales. Las mujeres que toman la píldora se ven especialmente afectadas.

En este caso tienes que apoyar la desintoxicación del propio cuerpo: Coma una dieta saludable y céntrese en los alimentos antiinflamatorios [7] que ayudan al hígado y a los intestinos. Probióticos (vinagre de manzana, yogur natural), prebióticos (de frutas, verduras, bayas, nueces, hongos, semillas de lino) y sustancias amargas (café, té, jengibre, cúrcuma, hierbas, diente de león, alcachofas, miel de castaño, bayas).

Si quieres empezar la desintoxicación de forma rápida y efectiva Empieza el día con 1-2 tazas de café orgánico, seguido de una dosis de Verdes Primarios* (u otro polvo verde) y 2 cápsulas de cada uno de los extractos de Reishi y de Hericium (dos hongos medicinales).

Las hierbas y especias como el jengibre, la cúrcuma y el orégano proporcionan una ayuda adicional.

#3 Deficiencia de nutrientes

El metabolismo no puede funcionar como debería si faltan elementos importantes: nutrientes. Los nutrientes más importantes que pueden estar presentes en una deficiencia y, por lo tanto, dificultan la pérdida de peso:

Por favor, no pida y tire los suplementos alimenticios al azar, sino que lea y considere si puede haber una deficiencia. Los artículos enlazados le ayudarán más.

En caso de duda, la comida es siempre mejor que los suplementos alimenticios.

Las glándulas tiroides poco activas suelen tener un déficit de yodo y selenio. Empieza con dosis bajas, come mucho pescado, mariscos y algas. En caso de la enfermedad de Hashimoto y Graves, por favor tenga cuidado con el yodo.

#4 Demasiado poco deporte

Un buen flujo linfático y la salud mitocondrial son esenciales para el éxito de la compra. Las mitocondrias son las plantas de energía en sus células que consumen energía. A través del deporte (y el frío) se incrementan y por lo tanto aumenta el consumo de energía. Sin embargo, a través del deporte, su consumo de energía también aumenta a través de la propia unidad deportiva.

A menudo la gente que “se para mucho y se mueve mucho” en la vida diaria comenta: “No necesito el deporte, me muevo mucho”. Pero el deporte es más, como ya sabes. Se trata de ajustes metabólicos (músculos, mitocondrias, linfa).

Una buena mezcla de deportes de fuerza y resistencia es ideal. Un total de 4 a 5 veces por semana es una buena regla general. Si quieres perder peso, menos no siempre es más y más de 6 veces a la semana es rápidamente demasiado.

#5 Demasiado deporte

Hay sobre-motivados y perfeccionistas que tienen demasiadas buenas intenciones con los deportes. Luego están las cuentas de cuánto tiempo tienes que correr todos los días por tanta grasa. Sin embargo, demasiado deporte pone a tu cuerpo en una posición de estrés permanente que no tiene nada que ver con la pérdida de peso saludable [3].

Por lo tanto, 4-5 veces el ejercicio a la semana es una buena regla general. Si quieres hacer más, dale un descanso a tu cuerpo y haz “regeneración activa” más a menudo, como el yoga, la marcha nórdica o el footing ligero. Esta también es una unidad deportiva, pero no tan agotadora como ir al gimnasio todos los días.

Además, existe el peligro de que el cuerpo ya no se regenere lo suficiente y las hormonas se mezclen (demasiado cortisol, muy pocas hormonas tiroideas).

Por muy sano e importante que sea el deporte, hay demasiado

#6 Demasiado poco frío

El frío es un importante estímulo para que el cuerpo mantenga activo el metabolismo. Aumenta la producción de hormonas tiroideas, hormonas metabólicamente activas como la adiponectina y la norepinefrina, aumenta las mitocondrias y el tejido adiposo marrón.

Lo último es interesante: este tejido graso no hace más que quemar grasa en lugar de almacenarla. Puedes entrenarlo tomando duchas frías regulares.

#7 Privación de sueño

Sabemos por estudios..: Las personas que duermen menos de 7 horas pierden significativamente menos peso [1]. Así que por favor trata a tu cuerpo con 7-9 horas de sueño por la noche y una buena higiene de sueño.

#8 El azúcar inestable en la sangre

Una caloría no es una caloría. Cuando el azúcar en la sangre se sube a una montaña rusa tras un paquete de gominolas, también es una reacción de estrés en el cuerpo, con sus correspondientes consecuencias [5].

Asegúrate de llevar una dieta saludable y reduce los alimentos procesados con un contenido demasiado alto de carbohidratos. Entonces su azúcar en la sangre será mucho más estable. El deporte te apoya en esto.

#9 Demasiados bocadillos

Algunas personas todavía afirman que 5-6 pequeñas comidas al día estimulan el metabolismo. Esto no ha sido probado. Sin embargo, se ha demostrado que el azúcar en la sangre se vuelve inestable como resultado y que las personas tienden a subestimar la cantidad que comen.

Es mejor tener 2-3 comidas más grandes cada día. 5-6 comidas pequeñas también están bien, si eso funciona bien para ti – 2-3 comidas son una experiencia pura.

Los bocadillos saludables son importantes y tienen su derecho a existir, pero deben ser excepciones y una ayuda rápida contra el hambre.

Comer menos o tener sólo comida sana en la nevera – ayuda enormemente.

#10 Muy poca variación

Esto es especialmente cierto en los deportes: si tu cuerpo se involucra demasiado en las rutinas, trata de ahorrar energía.

Puede parecer que haces los mismos ejercicios en el gimnasio año tras año. La misma ronda de jogging en el borde del bosque. La misma ruta para trabajar a pie.

Todo bien, pero como dicen: “la variedad es la especia de la vida“.

Varíe los ejercicios de vez en cuando para mantener su cuerpo flexible y, sobre todo, metabólicamente activo. No siempre los mismos ejercicios, series, repeticiones y pesos.

#11 Glándula tiroidea inactiva

Entre una tiroides poco activa (fT3 > 3 pg/dl) y una tiroides activa (fT4 3,8-4,2 pg/dl) hay unas 300 kcal. La glándula tiroidea es el acelerador de tu cuerpo y determina cuánta energía se utiliza, cuántas mitocondrias crecen y cuánta energía tienes subjetivamente.

La glándula tiroides también influye en la felicidad y las hormonas sexuales. La glándula tiroidea tiene que estar bien abastecida y feliz – entonces le da GO!, entonces el consumo de energía y la actitud ante la vida aumenta.

La mayoría de las personas con problemas de tiroides (excepto la enfermedad de Hashimoto y Graves) tienen una falta de yodo y selenio. El zinc, la vitamina B y los ácidos grasos omega-3 también están presentes.

La solución más simple: Come pescado, mariscos y/o algas 3-4 veces a la semana. Come peces pequeños, menos grandes peces depredadores como el atún y el pez espada (metales pesados).

Lo ideal son el salmón, el arenque, la caballa, las sardinas, el bacalao. Los mariscos y las algas siempre van. Yo mismo ayudé a mi glándula tiroidea inactiva con algas secas (Wakame*, 5 g diarios) – recomiendo la versión suave con pescado y mariscos y ocasionalmente algas (frescas en sushi o secas).

#12 Desequilibrio hormonal

Si las hormonas importantes se mezclan (demasiado, demasiado poco), entonces también lo hace el metabolismo [6]. Los clásicos lo son:

  • Demasiado cortisol (estrés)
  • Demasiado estrógeno (píldora, plástico, cosméticos)
  • No hay suficiente testosterona.
  • Muy poca progesterona

Aquí es difícil desglosar los consejos prácticos en unos pocos puntos. Estos son los pasos más efectivos:

  • Coma verduras y/o bayas verdes diariamente
  • Comer pescado y mariscos varias veces a la semana
  • Eliminar una posible deficiencia de vitamina D así como de zinc y selenio
  • Reducir el estrés en la vida cotidiana
  • Si tienes una deficiencia de progesterona, busca un ungüento de progesterona o un extracto de ñame.
  • Coma más proteína de alta calidad
  • Reducir los estimulantes como el alcohol, el azúcar, la nicotina, el café
  • Duerme suficientemente y bien
  • Piensa en un método anticonceptivo alternativo a la “píldora”.
  • Alcanza los adaptógenos como Rhodiola, Ashwaghanda, Reishi * o ginseng
  • Los intentos de cambiar a la cosmética natural

#13 Toxinas y químicos

Tuvimos una falta de desintoxicación antes, pero la ingesta de toxinas también debe ser minimizada.

Las fuentes más importantes en la vida cotidiana son:

  • Productos cosméticos
  • Peces contaminados con metales pesados (atún y pez espada)
  • Microplásticos, plastificantes, botellas de plástico
  • Los retardantes de llama de los colchones y la laca
  • Carne de la ganadería intensiva
  • Alimentos procesados

A menudo no podemos hacer nada con las toxinas… pero dificultan la pérdida de peso.

#14 Dieta no saludable

Contar las calorías puede funcionar, pero una caloría no siempre es una caloría: si tu… digamos… 1400 calorías al día consisten en barras energéticas procesadas y sándwiches, no es lo mismo que brócoli, pollo, huevos y bayas.

Una dieta saludable puede estimular el metabolismo, eliminar las deficiencias de nutrientes y mantenerte lleno y satisfecho por más tiempo.

Tres formas de nutrición que nos gustaría recomendar son la Paleonutrición, la Alimentación Limpia y el Ayurveda. Si esto le suena demasiado a un concepto, preste atención a una dieta natural y no procesada. Entonces te estás acercando bastante.

#15 Comer irregularmente

Los estudios han demostrado que los horarios regulares de comida ayudan. Esto es especialmente cierto para las mujeres. Así que no desayunes a las 7 de la mañana los lunes, ni siquiera los martes, y luego los miércoles a las 10 de la mañana. Es un punto menor, sí, pero quería decírtelo de todas formas:

Hazlo lo más fácil posible para ti. Comer a horas fijas, tal vez incluso comidas fijas. Realmente te lo hace más fácil.

#16 Conteo impreciso de calorías

Puedes perder peso muy bien con el recuento de calorías, sí. Pero también hay que hacerlo con mucha precisión y sobre todo con honestidad. Si no eres honesto, sólo te estás engañando a ti mismo.

La información calórica del envase puede variar hasta un 20%, según la legislación de la UE. Así que nunca confíes al 100% en la información calórica de los envases y mantén un amortiguador para esto con los deportes y las duchas frías.

La gente también tiende a subestimar la cantidad que se come… y a sobreestimar la cantidad de energía que se utiliza.

Lo que es realmente fácil y funciona: Calcule su tasa metabólica basal (consumo de energía en caso de estar en la cama las 24 horas del día). Para la mayoría de la gente esto es 1200-1800 kcal diarias. Come tantas calorías cada día como tu tasa metabólica basal.

También puede ser hasta un 20% menos para que funcione hormonalmente. Cada movimiento en la vida diaria y durante el deporte, así como cada unidad de frío son exactamente las calorías que se queman y se pierden en la grasa. Esto, por cierto, te motiva a tomar más duchas frías y a hacer ejercicio.

#17 Construyes músculo

no sólo te pesas en la báscula. Pueden ser engañosos: El músculo es más pesado que la grasa. Incluso en una dieta, puedes desarrollar algunos músculos. Esto puede reducir su grasa corporal, pero no automáticamente su peso.

Consejo: Además, mida el porcentaje de grasa corporal con unos alicates especiales para medir el potasio o el mineral de potasio (cinta métrica). Esto es más exacto.

#18 Retención de agua

Puede haber días en los que el cuerpo retenga de 1 a 3 kg más de agua de lo normal. Esto ocurre muy a menudo en las mujeres en la segunda mitad del ciclo. Entonces las básculas muestran más peso, pero eso es sólo agua, que en las circunstancias adecuadas se excreta más rápidamente.

No te concentres sólo en la escala y ocasionalmente mida con la cinta métrica.

#19 Genética

Algunos cuerpos no están diseñados para esto, < 10 % Körperfett zu haben. Bei Männern wird < 10 % als Fitnessmodel-Niveau angesehen. Obwohl ich selbst jeden Tag Sport treibe, pendele ich mich immer wieder automatisch bei 10-12 % ein. Da fühlt sich mein Körper am wohlsten und ich habe am meisten Energie und Konzentration. Klar, kein perfektes Paquete de seis, pero una mejor calidad de vida para mí.

5-10 % de grasa corporal es posible, pero a largo plazo no es ni saludable ni fácil de preservar. Pienso en comer y dormir todo el tiempo y siento que mi nivel de cortisol se eleva.

¿Qué significa para ti? Puede ser que estés delgado y en forma, pero no puedes bajar esos últimos 3-4 kg. A menos que seas un modelo de fitness:

¡Eh, eso también está bien! Estás delgado y en forma y te ves bien, pero cuida esos últimos 3 kg y sé feliz con el cuerpo que tienes. Tu cuerpo parece estar en una homeostasis saludable con tu peso actual y quiere decirte que es suficiente. Esté orgulloso de sí mismo

Conclusión – ¿Por qué no pierdo peso?

Este largo artículo debería mostrarle en muchos lugares por qué perder peso no funciona o no es lo suficientemente rápido. A veces funciona de inmediato, a veces todavía hay un freno en alguna parte. Este artículo pretende mostrar los posibles frenos que pueden reducir el consumo de combustible.

Se pueden encontrar más consejos en el artículo enlazado al principio de este artículo y aquí: Perder peso sin dieta.

Si buscas una combinación simple pero efectiva que estimule la quema de grasas: Verdes primarios* + Aislado de proteína de suero de leche Edubily*, disuelto en agua y bebido con café.

¿Cuáles son las otras razones por las que no funciona? ¿Quieres añadir algo? ¡Espero su comentario!

¡Paciencia! Cuando ha funcionado, la sensación es fenomenal.

Fuentes

  1. Buxton, O. M., M. Pavlova, E. W. Reid, W. Wang, D. C. Simonson y G. K. Adler. “La restricción del sueño durante una semana reduce la sensibilidad a la insulina en hombres sanos”. Diabetes 59, no. 9 (Sep 2010): 2126-33. https://dx.doi.org/10.2337/db09-0699.
  2. Cleary, M. P. y M. E. Grossmann. “Minireview”: La obesidad y el cáncer de mama: la conexión con el estrógeno. Endocrinología 150, no. 6 (Junio 2009): 2537-42. https://dx.doi.org/10.1210/en.2009-0070.
  3. Fry, R. W., J. R. Grove, A. R. Morton, P. M. Zeroni, S. Gaudieri, y D. Keast. “Correlatos psicológicos e inmunológicos del sobreentrenamiento agudo”. Br J Sports Med 28, no. 4: 241-6. https://dx.doi.org/10.1136/bjsm.28.4.241.
  4. Harvie, M. y A. Howell. “Beneficios y daños potenciales de la restricción de energía intermitente y el ayuno intermitente entre sujetos obesos, con sobrepeso y de peso normal – una revisión narrativa de la evidencia humana y animal”. Behav Sci (Basilea) 7, no. 1 (19 de enero de 2017). https://dx.doi.org/10.3390/bs7010004.
  5. Kaur, J. “Una revisión exhaustiva del síndrome metabólico”. Cardiol Res Pract 2014 (2014): 943162. https://dx.doi.org/10.1155/2014/943162.
  6. Lizcano, F. y G. Guzmán. “Deficiencia de estrógenos y el origen de la obesidad durante la menopausia”. Biomed Res Int 2014: 757461. https://dx.doi.org/10.1155/2014/757461.
  7. Lobo, V., A. Patil, A. Phatak y N. Chandra. “Radicales libres, antioxidantes y alimentos funcionales: impacto en la salud humana”. Pharmacogn Rev 4, no. 8 (Jul 2010): 118-26. https://dx.doi.org/10.4103/0973-7847.70902.

3FacebookTwitterPinterestLinkedinWhatsappEmailMartin

es bioquímico, biotecnólogo molecular (TU Munich) y ha adquirido experiencia en investigación clínica (Hospital Universitario de Erlangen). Su objetivo es impartir el conocimiento de cómo cada uno puede tomar su salud de nuevo en sus manos. Otras publicaciones de Martin pueden encontrarse en varias revistas médicas, Autoimmunportal, Hempamed, Primal-State y Bio360.

articulo

anteriorCetonas exógenas: ¿exageración sin sentido o milagro?

Artículo siguiente¿Es

realmente tan mala la proteína animal? Un análisis

Contribuciones similares

5 de julio de 202025 de mayo de 202019 de mayo de 202030 de abril de 202010 de abril de 202021 de marzo de 202018 de marzo de 20206 de enero de 20208 de diciembre de 20191 de noviembre de 20191

Comentario

Burgos Marianne19. Abril 2020 – 6:28Encuentra

estos artículos escritos muy informativos y comprensibles, Gracias.

Respuestas

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies